Leona 1

MVSAEDOMVS: Pieza del Trimestre Las "leonas" preibéricas del Museo Arqueológico de Cartagena

 |  Visto: 82 veces

Cuando Emeterio Cuadrado halló en 1943 estas esculturas en el entorno del poblado de El Macalón (Nerpio, Albacete), las identificó como una pareja de leonas. Así aparecen en las Publicaciones de la Junta Municipal de Arqueología de Cartagena de 1945 donde se da noticia de estos trabajos que Cuadrado realizó mientras ocupaba el puesto de Comisario Local de Excavaciones Arqueológicas de Cartagena, lo que explica que su destino fuera el museo de la ciudad portuaria.
Sin embargo, se trata de dos esculturas zoomorfas de los siglos VII-VI a.C. que representan esfinges, animales fantásticos considerados como medio de transporte al más allá. Se representan acostadas sobre cuatro patas, con las alas tomando posición curva hacia el cuerpo, garras afiladas en las que se pueden distinguir cuatro dedos y una cola que continua hacia el costado del animal. 
Siguen un modelo en origen oriental que adoptan las élites autóctonas de la Primera Edad del Hierro para representarse en espacios funerarios y de poder, si bien se realizan sobre un tipo de piedra, arenisca amarillenta, originaria de la zona. Además, la técnica es muy similar, tanto entre estos ejemplares como en otros restos escultóricos que se hallaron con posterioridad en el mismo yacimiento y que se encuentran depositados en el Museo de Albacete, lo que evidencia una misma mano ejecutora o taller especializado que debía ser itinerante, accediendo hasta zonas alejadas de la costa como esta de la Sierra del Segura. 
A pesar de los nuevos hallazgos, las esculturas de Cartagena son las de mayor tamaño y entidad: la mejor conservada cuenta con 112 cm. de longitud, 72 cm. de alto y 32 cm de anchura, mientras que la que se halla en los fondos del Museo alcanza los 117 cm de longitud,12 cm de altura y 34 cm de ancho. Todo ello contando que ninguna conserva ni la cabeza, ni los cuartos delanteros, posiblemente destruidos en algún tipo de acción intencional resultado de algún tipo de movimiento iconoclasta de la época. 
Esto abre un debate muy interesante sobre estas imágenes y su valor para las personas que las encargaron, les rindieron culto y las respetaron. Valores que, en algún momento indeterminado a partir de mediados del siglo VI a.C., se modificaron profundamente y llevaron a la destrucción de estas manifestaciones artísticas, inaugurando una nueva etapa cultural en la que acabaría eclosionando la conocida cultura ibérica. 
Del 5 de febrero hasta el 31 de mayo
Entrada gratuita en el horario del Museo

Logo Museo Arqueológico Municipal de Cartagena

Menu